La imagen corporativa es mucho más que un logo

17 Jul - 2013

La imagen corporativa es mucho más que la mera representación gráfica de una empresa. Es a través de esta que las organizaciones son reconocidas por los clientes, competencia, proveedores y socios, razón por la cual los valores, misión y visión de la compañía deben ir impregnados en la imagen.

 

No basta con utilizar colores llamativos y diseños novedosos, lo fundamental es que la personalidad de la compañía esté comunicada con la imagen. Para lograrlo se deben realizar diversos estudios de mercado incluyendo al público objetivo y qué graficas utilizan las otras compañías para  no crear confusiones de marca.

 

Originalidad, cercanía y confianza

Un requisito fundamental para que una imagen corporativa cumpla su finalidad es que sea permanente en el tiempo. De nada sirven las investigaciones, focus groups y contratar agencias especializadas si cada cierto tiempo se modifican los colores, tipografías o frases de la gráfica original.

 

Otro punto importante es la originalidad, no parecerse en nada a logos de otras empresas. Cualquier similitud puede provocar confusión, hecho que va en desmedro de la cercanía que se puede llegar a crear entre el cliente y la marca.

 

Una imagen corporativa sólida es un valor agregado para las compañías. Representa un buen lugar para trabajar, da seguridad e calidad y puede ser un incentivo para quienes deseen invertir en la organización gracias a la confianza que inspira.

 

Con la imagen de la empresa se intenta proyectar la experiencia de la empresa, las cualidades se sus servicios o productos y las capacidades de sus trabajadores reforzando su presencia a nivel internacional y reforzando el mensaje que la organización quiere difundir.

 

Fuente: Seminarium Internacional

Copyright Seminarium Internacional 2016

Link a Optin