Un buen líder es mucho más que sólo un jefe

21 Sep - 2012

Un director ejecutivo debe estar al tanto de lo que ocurre en cada área de la empresa. Debe saber desarrollar e implementar estrategias que resuelvan posibles conflictos y mantener números azules en las cuentas finales. Pero no basta sólo con ser un buen jefe, sino que además debe ser un buen líder; una persona que logre consensos entre sus colaboradores y sea capaz de generar equipos de trabajo cohesionados.

 

Un buen líder permite e incluso incentiva la creatividad en sus trabajadores, los ve como fuentes constantes de ideas y genera los espacios para que las opiniones de todos los integrantes de la compañía sean escuchadas y analizadas. Un jefe en cambio, sólo está pendiente de que se cumplan las metas dentro de parámetros estrictos y formales.

 

Fomentar los canales de comunicación entre la alta gerencia y los trabajadores -consciente de que si las inquietudes y/o necesidades  de estos últimos son escuchadas aumentará el sentido de pertenencia y compromiso hacia la organización- es también característico de un liderazgo exitoso.

 

Otro factor importante en un buen líder es la transparencia corporativa, la cual consiste en ser explícito con las metas y estrategias laborales de la empresa. Esto logra que todos los departamentos trabajen hacia el mismo objetivo, sin sentir diferencias o preferencias entre las funciones desempeñadas.

 

El líder estimula el perfeccionamiento de las habilidades y conocimientos de sus trabajadores, permitiéndoles una movilidad laboral dentro de la misma compañía según sus capacidades.

 

Una organización que tiene en su comité ejecutivo a líderes, obtendrá mejores resultados que una que se limite a tener jefes que cumplan con plazos y números.

 

Fuente: CNN

Copyright Seminarium Internacional 2016

Link a Optin