Trabajadores con derecho a crear: La nueva fórmula del éxito laboral

20 Jun - 2012

En promedio una persona dedica nueve horas diarias a su trabajo (puede llegar hasta 12 horas) y durante todo ese tiempo no se le permite ningún tipo de distracción. Este hecho, según el Centro Internacional Trabajo y Familia del IESE Business School, solía ser sinónimo de dedicación, pero realmente sólo reflejaba la presión que se ejercía a los trabajadores.

 

La mejor metodología de trabajo es aquella que combina las obligaciones laborales con actividades externas. Creando estos espacios de distracción se fomenta la buena relación entre los colaboradores e incentiva la creatividad de los mismos, ya que se les permite compartir ideas e interactuar con los demás.

 

Con sólo 15 minutos “libres” al día, se puede transformar  un trabajador común y corriente en un gran colaborador con ideas innovadoras.

 

¿Una empresa dinámica?

Para crear conceptos innovadores no sólo se debe tener la intención, sino que la empresa debe generar los espacios para que esto ocurra. No basta con tener lo último en equipos tecnológicos, sino que la organización tiene la tarea de desarrollar ambientes dinámicos y amigables donde los empleados se sientan libres para crear.

 

El trabajador debe estar siempre alerta y debe QUERER participar de los procesos creativos. Para lograr esto la empresa debe perder la rigidez de antaño y ser más receptiva con sus empleados.

 

Una empresa que permita y fomente el dinamismo entre sus trabajadores tiene muchas más probabilidades de triunfar que una que mantenga a sus colaboradores limitados a su escritorio.

Fuente:CNN

Copyright Seminarium Internacional 2016

Link a Optin