¿Para qué sirve el Neuromarketing?

23 Sep - 2016

Varias veces se ha escuchado hablar de por qué una marca usa un color y no otro o por qué utilizar ciertas palabras para entregar un mensaje, eso es neuromarketing, una disciplina que busca aplicar técnicas desde la neurociencia hacia la investigación del marketing tradicional, para entender lo que ocurre en la cabeza del consumidor y así mejorar la toma de decisiones por parte del cliente.

neuromkt

Los servicios deben ser pensados en las expectativas del cliente y qué sensación le ha generado, cada palabra, cada logo, color, conversación, reunión, genera estímulos en el cerebro del cliente quien intuitivamente los almacena y si son negativos puede generar resistencia en futuros negocios, generando una pre-disposición ante una marca, empresa o servicio.

La impresión o influencia emocional que le pueda causar las personas que interactúan con el cliente es vital y muy poderosa, el cliente en sus primitivos impulsos siempre buscará la coherencia, un hilo conductor, verdad y confianza.

El neuromarketing busca la respuesta cerebral a los estímulos publicitarios. Para conocerlos existen diferentes técnicas, una de ellas es a través de una resonancia magnética para ver gráficamente los cambios en el cerebro y cuales tienen mayor actividad al momento de probar un producto.

Un ejemplo de ello, es el famoso experimento de Pepsi y Coca-Cola que se realizó en el año 1975 cuando a los consumidores se les dio de probar ambas bebidas sin etiqueta para que no identificaran la marca. El resultado fue que más del 50% de los que probaron prefirieron Pepsi. Tres décadas después el científico Read Montague, repitió el experimento, esta vez con las técnicas del neuromarketing, obteniendo el mismo resultado, es decir, la excitación del putamen ventral (órgano cerebral que tiene una parte activa en la valoración de sabores) en el cerebro era superior cuando bebían Pepsi.

Seguido de eso, se incorporó una nueva prueba en que se probara viendo la marca de la bebida previo a probarla. Un 75% prefirió Coca-Cola quienes tuvieron una excitación en el putamen ventral pero también en la corteza prefrontal interna (involucrada en los proceso de expresión de personalidad, toma de decisiones y comportamiento social).

Esto concluye, según los propios investigadores del experimento, que existe una lucha entre el pensamiento racional y el emocional del cerebro, éste último superior en la determinación final de los consumidores que estuvieron dentro del experimento. Lo que demuestra la necesidad de desarrollar el neuromarketing para la fidelización de los clientes a través de las relaciones de la marca.

Copyright Seminarium Internacional 2016

Link a Optin