Noticias

Un Jefe positivo es fundamental para el éxito de una empresa

Toda empresa debe en algún momento enfrentar situaciones complejas, ya sean de índole económica, operacional, corporativa u otras, y es en aquellos momentos cuando la disposición de los trabajadores es fundamental. Un equipo de trabajo puede enfrentar los escenarios complejos de forma desafiante o afrontarlos de manera pacífica, El modus operandi dependerá exclusivamente de una persona: el jefe.

 

Si un alto ejecutivo se dirige a sus colaboradores con frases como “esto no va a ser fácil”  “vamos a tener que luchar” es muy probable que el ambiente sea tenso y los trabajadores se desenvuelvan con la certeza de que lo que viven es una situación casi irremediable. En cambio si se les dice que ellos pueden encontrar la solución y que la complejidad vivida es completamente reversible, el equipo desarrollará su trabajo con positivismo, creyendo siempre que sortearán con éxito las dificultades.

 

Esto también se aplica para potenciar a un trabajador en particular. Si constantemente se refuerzan sus aptitudes, él intentará siempre superar sus propios logros, transformándose en una pieza fundamental para la empresa, gracias a su compromiso y éxitos obtenidos.

 

Lo dicho queda demostrado en el libro Get Anyone to Do Anything (Consiga que cualquier persona haga cualquier cosa) de David Lieberman, en donde se afirma que aquellas personas a las que se les dijo que el trabajo era complejo rindieron menos que quienes recibieron el mensaje de que la tarea solicitada era fácil y simple.

 

En un ambiente laboral positivo es mucho más probable lograr el éxito.

 

Fuente: WSJ

Link a Optin